Guía de cenas románticas (para hombres) parte 1

Llegó el aniversario, ya sea de novios o de casados, y tu chica de manera “sutil” sugiere que sería bueno que por fin hicieras algo original y romántico para esa fecha especial.

El principal objetivo es sorprenderla, no hay nada como ver la cara de incredulidad a la melosidad total en 3 segundos. Si llevas tiempo con tu pareja resultará difícil evitar sus sospechas sobre todo si haces llamadas indiscretas o tienes ausencias extrañas (lo primero que pensará es que le pones el cuerno, lo cual puede funcionar a tu favor en este caso – ¿extraño no?).

No lo hagas solo, ¡pide ayuda!

Pedir la ayuda de amigas o familiares es el primer paso del éxito. El aporte del sexo femenino no puede sobre-estimarse en este caso, si conocen a tu pareja sabrán identificar lo que le gusta aunque tu la tengas enfrente todos los días o casi todos los días. Aunque considera también que le meterán algo de su propia cosecha (tu hermana te dirá lo que a ella le parece romántico). Pero te podrán aterrizar si tienes ideas realmente fuera de lo común (o sea torpes o demasiado escuetas) e inclusive hasta pueden ser tu coartada o hacer algunas cosas por ti (como manejar el tema de la comida, el lugar, etc…).

Evalúa tu presupuesto

Ya sea que hayas ahorrado o que esta cena sea una forma de buscar que te perdonen por una metedura de pata, entonces las opciones se abren un poco más. Con un poco de dinero puedes hacer algo mas elaborado aunque esto no te garantiza el éxito. Pero si desgraciadamente no tienes los medios de llevar a la realidad tu alocada versión del final de su chick flick favorita, recuerda en enfocarte en los detalles (su platillo favorito, flores, etc…) Lo que hay que recordar aquí es que para una mujer enamorada el detalle es lo importante y no la gran producción.

Escoge un lugar privado

La privacidad en las cenas románticas es obligatorio para que la cosa vaya viento en popa. Entrando en materia, la opción obvia que viene a la mente sería llevarla a un restaurante tranquilo donde puedas reservar una mesa alejada de los demás comensales. Esto casi raya en lo común y poco original, pero puedes darle un twist para resaltar (como pedir decoración especial, tener el menú previamente seleccionado, haber seleccionado un buen vino o pedir música especial).

Esto es por lo pronto la primera parte, para la segunda seguiremos explorando más opciones de lugares y las cosas adicionales para aderezar esa noche epecial.

Responder